• Masaje deportivo o de descarga

    A menudo es conveniente hacerse masajes de descarga, descargando las lumbares después de tanto entrenamiento, los peroneos y la fascia lata, ¡como duele!. El principal motivo que nos debe llevar a hacerlo es el de tratar de evitar lesiones por sobrecarga. Los beneficios de un masaje de descarga son múltiples. Se consigue estimular el sistema nervioso central, mejorar la circulación y el bombeo sanguíneo de nuestros músculos (mejora la oxigenación de los tejidos), aumentar la temperatura corporal produciendo una sensación de alivio disminuyendo el dolor y eliminar toxinas y células muertas acumuladas durante el esfuerzo provocado por el entrenamiento.



    ¿CÓMO HACERTE UN BUEN MASAJE?



    Se debe evitar hacer movimientos bruscos sobre la musculatura fatigada. Los movimientos deberán ser controlados y debes realizar la presión desde las zonas periféricas, hacia el corazón, para así favorecer el drenaje y la circulación.



    ¿QUIÉN DEBERÍA HACERLO?



    Tú mismo no puedes. Necesitas de ayuda externa para que se pueda profundizar en la musculatura y así poder descargar toda esa acumulación de fatiga provocada por tanto kilómetro recorrido, así que lo ideal es que te lo haga un profesional.



    ¿CUÁNDO HACERTE UN MASAJE DE DESCARGA?



    Un masaje de descarga lo debes realizar la semana previa a la competición o dos días después de la competición.



    ¿CUÁNDO NO DEBES APLICAR UN MASAJE DE DESCARGA?



    Nunca deberíamos de practicarnos un masaje de descarga pocas horas después de haber realizado un gran esfuerzo o actividad de alta intensidad.