• Contracturas

    Como prevenir una contractura


    La mejor forma de prevenir las contracturas es practicar ejercicio moderado, para así mantener los músculos fuertes y tonificados, y acostumbrados a la realización de actividad física. Esta es la mejor forma de que la musculatura esté preparada en el momento del esfuerzo.

    También se recomienda un calentamiento adecuado antes de realizar cualquier actividad física, además de un correcto enfriamiento de los músculos una vez finalizada la actividad.

    Otra forma de prevenir las contracturas es la aplicación de calor acompañada de reposo. Con esto conseguimos que se alivie la tensión acumulada en el músculo y disminuya el espasmo, eliminando toxinas del interior de los músculos.

    Un especialista nos propone una serie muy simple de ejercicios que podemos hacer en cualquier lugar y que nos ayudarán a prevenir una contractura.



    Contracturas


    Como tratar una contractura


    No es conveniente tratar una contractura por sí mismo con masajes inapropiados o fármacos aconsejados, si el dolor es muy agudo lo mejor es ir al médico para que vea de qué tipo de contractura se trata y cuál es el mejor método para su tratamiento, entre los cuales se encontrarán:

    Miorelajantes y antiinflamatorios: ciertos fármacos logran relajar la musculatura y reducir la contracción. Se suelen utilizar sobre todo en los casos en los que el dolor es muy acusadoSiempre deben de estar prescritos.

    Calor local: suele ser muy útil al conseguir un efecto relajante y analgésico.

    Masajes: Los masajes deben de darse por personal cualificado, sino la contractura irá a peor. El masaje provocará un aumento del flujo sanguíneo que mejora la recuperación de tejidos y limpieza de metabolitos además de propiciar una relajación del músculo, reduciendo la tensión y por tanto el Los estiramientos y la actividad ligera en el agua son aconsejables trás la fase aguda de la contracción.